Home > Apuntes > A Mateo Bravo le debo estar en Tigres: Enrique Palos

A Mateo Bravo le debo estar en Tigres: Enrique Palos




Por Venustiano Carranza

En la etapa de la infancia es normal que los niños se identifiquen con los goleadores y que sueñen con ser delanteros de algún equipo profesional, así le pasó a Enrique Palos, quien de un momento a otro su vida en dio un giro de 360 grados y mejor se convirtió en guardameta.

La altura y su técnica le abrieron paso a una carrera que empezó desde muy chico cuando apenas estaba estudiando la primeria.

¿Cómo llegó a Tigres?

Del futbol amateur a Selectivos Regionales y de ahí a las visorias de Tigres en Fuerzas Básicas y por ende a los ojos de Mateo Bravo, quien detectó un gran talento en Enrique Palos que no debían dejar escapar.

Antes de ir a los Felinos, Palos tuvo su chance en Chivas, pero allá no le dieron el cobijo necesario y el destino quiso que terminara en la Sultana del Norte.

“Llegué empecé los entrenamientos ahí con Mateo, me empieza a poner ejercicios, me dice: tienes muy buen agarre, buena técnica, estatura, puedes embarnecer físicamente.

“Te podemos pulir, vio muchas cosas en mí y es al que realmente le debo mucho estar en Tigres”, señaló Palos en el Podcast de Solo Tigres.

Su llegada a Tigres tardó en asimilarla, pero de ahí para adelante hasta lograr debutar en el primer equipo el 7 de octubre de 2006.  

A partir de ahí: altas y bajas hasta que logró encumbrase con el equipo y junto a todos sus compañeros lograr romper un sequia de 29 años sin títulos.







TE PUDIERA INTERESAR
YA LLEGÓ JORDY CAICEDO
La pelota en la cancha de Vuce
¿Tigres necesitaba a Jordy Caicedo?
Rayados sufre sin eje de ataque

Leave a Reply