Home > Fútbol > Desde la grada: Uno no es ninguno

Desde la grada: Uno no es ninguno

Por: Adriana Espinoza

Los primeros enfrentamientos de cuartos de final han confirmado lo que ya muchos sospechaban, y es que, esta debe ser la liguilla más pareja hasta el momento. Tres victorias por la mínima y un empate son los marcadores que reflejan la paridad entre los equipos que aspiran al título.

Podríamos dedicar todo un texto a las instalaciones donde se disputó el primer encuentro entre América y Guadalajara pues, aun cuando el campo no fue impedimento para disputar el partido, parece increíble que, ni siquiera en cuartos de final, se permita a las Águilas jugar en su nido; el imponente Estadio Azteca. De cualquier modo, ambos equipos mostraron mucha calidad y precisión en sus pases, excepto en ese último toque de cara a portería en el que se dejaron escapar demasiadas oportunidades. Por supuesto, la mínima diferencia que existió entre las dos escuadras es resultado directo de la formidable actuación tanto de Blanca Félix como de Renata Masciarelli. La portera azulcrema, incluso, destaca por los reflejos mostrados en esa jugada del primer tiempo donde impide en dos ocasiones el gol de Chivas. Ya de cara al segundo compromiso, América toma ventaja al no recibir ningún gol como local, en tanto, Guadalajara, pese a tener un solo tanto en contra, deberá suplir la ausencia de Caro después de una conmoción cerebral sufrida.

Las instalaciones en Cantera tampoco se quedan exentas de reproche ya que, las líneas de cal para marcar el campo eran apenas visibles, sin mencionar que el partido pudo haberse disputado en el Universitario. De cualquier modo, el espíritu aguerrido forjado por Ileana Dávila, le valió a Pumas un empate sumamente disputado. Ya en conferencia de prensa, Dávila se refirió a su equipo como uno ofensivo, y sin duda lo fue. El cuadro universitario dominó medio campo durante casi todo el encuentro. Sin embargo, pocas veces se puede frenar a las Rayadas, y tras varios intentos, llegaría el gol del pie de Monsiváis. Las regias lograrían generar otras jugadas de peligro sin la fortuna para concretarlas. En cambio, la perseverancia de la escuadra auriazul, vería resultados cuando, desde el banquillo, Laura Herrera pusiera el tanto del empate. Ahora, Pumas visitará el Gigante de Acero con el gol de visita en contra, aunque aquello no evita que las amazonas de Dávila gesten una remontada muy a la manera acostumbrada de sufrir del equipo capitalino.




En La Corregidora, Querétaro mostró un mejor trato de balón pero, aquella pelota traicionera, no quiso dar el triunfo al equipo que más la jugó. Así, Atlas se hizo de dos tantos, fabricados y luchados, para conseguir una buena ventaja. El uno a dos, marcador final, parece poner en jaque a las dirigidas por Rossi, que en verdad parecía disputar una partida de ajedrez al colocar y dirigir los movimientos de sus jugadoras desde el banquillo. Las Rojinegras no tuvieron para nada su mejor noche pero, el talento de la escuadra de la Academia demostró ser superior al llevarse el partido sin mayores complicaciones. Esto último no implica una mala actuación por parte de Atlas, que de los pies de Alison “La Maravilla” González sigue avanzando, aunque sí haya existido una superioridad táctica de Querétaro. Ganar su próximo encuentro es lo que necesitan las Albiazules, lo que requiere Rossi para alcanzar esa semifinal que se le ha negado, para continuar soñando, e ilusionar a una comunidad de aficionados al futbol que adora las historias improbables.

El último partido disputado, como parte de los encuentros de ida, se dio la locura entre Pachuca y Tigres. Sí, una verdadera locura la que se ha vivido en Hidalgo, con protagonistas y actos que marcaron estos cuartos de final. Primero la superioridad de Tigres, con Belén Cruz orquestando un concierto de pases y concretando el primer gol de la noche. Más tarde vendría, como cada partido, el tanto de Katty “Killer”, servido magistralmente por Ovalle. Así se desmoronaba la defensa de cinco, incluso seis jugadoras que fabricó Eva Espejo para reducir el daño, sin embargo, en vista del resultado adverso, la segunda mitad se vio marcada por la entrada de Ocampo. La mediocampista fue la encargada de conducir a las Tuzas hacia el gol que da vida al cuadro hidalguense. En una jugada desafortunada para la defensa regiomontana, Bianca Sierra terminó metiendo el balón en propia puerta, no obstante, aquel error no hubiese sido posible sin el temple de Ocampo para nunca dejar de ir al frente.

La diferencia es demasiada delgada entre los equipos, el nivel de futbol muy alto, por lo que sería presuntuoso afirmar cualquier cosa. En todo caso, Atlas, América, Tigres y Monterrey deberán defender su posición de local, hacerla valer, y esperar que Querétaro, Chivas, Pachuca y Pumas no logren romper con su juego. Cuartos de final más atractivos no podíamos desear, y así como Galeano, aconsejo al aficionado no distinguir colores y disfrutar de los duelos.




You may also like
JUGADORA ANUNCIA RETIRO PARA APOYAR A SU NOVIO QUE SUFRE CÁNCER
EL DÍA DESPUÉS…
OFELIA Y SU INTIMIDACIÓN A RAYADAS EN LA FINAL
NUEVO ESCÁNDALO: SANTANDER Y FRANCIA PERJUDICAN A TIGRES

Leave a Reply